This post is also available in: enEnglish

Aprendí que en ministerios
del arte algo no se explica,
y no importa cuánto aplica
el crítico sus criterios,
uno no los toma en serio
si la obra nos conmueve.
Si quiere sol pero llueve,
jódase, pero si ansía
hacer arte, galerías
evite si odio promueven.

 

Erfurt, Alemania, 15 de noviembre de 2015

 

 

Daniel Schechtel

 

 

Este poema fue publicado originalmente en la revista literaria platense Gambito de papel N° 8.

Facebook
WhatsApp
Twitter
Email




























Jazz invertebrado

January 22, 2018
No Comments

Después de pedirle perdón al muchacho que choqué en la puerta al entrar, nos sentamos como pudimos en una mesa donde había un grupo de


Read More »


El ocio dignifica

January 18, 2018
No Comments

¿Por qué nos tratamos de autoconvencer de vivir en la mentira cuando, de manera transparente, la verdad nos estalla en la cara, dejando esquirlas por


Read More »


Manuel y los árboles

January 16, 2018
No Comments

Manuel era una persona especial: a él le gustaba abrazar a los árboles. En el camino desde su casa al trabajo, siempre se cruzaba con


Read More »

This post is also available in: enEnglish