This post is also available in: enEnglish

Los eventos al aire libre siempre tienen un aliciente azaroso: el clima. Las condiciones para esta fecha no podían ser mejores: calorcito, noche estrellada y brisa fresca proveniente del río.

Butch, lentamente, nos hizo entrar en calor y nos ayudó a aflojar las articulaciones que venían medio oxidadas del viaje en auto desde La Plata hasta Mandarine Park, en Costa Salguero.

 

 

 

 

“Pero mirá qué top, gordo: el VIP”. Iluminado con luces camaleónicas, el VIP se elevaba unos dos metros por encima de la gente. Pero la fiesta estaba en la pista, y ellos lo sabían.

El DJ y productor alemán de Mainz, Bülent Gürler (que se esconde detrás del pseudónimo Butch), desplegó desde su repertorio un estilo que viene pegando fuerte en la escena electrónica latinoamericana: el electro andino o folclore contemporáneo. Tal vez los exponentes más fuertes de este sub-género sean Nicola CruzEl Búho o Nicolas Jaar, pero el teutón también quiso aportar a la expansión de este nuevo género híbrido.

Casi como si estuviera pasando música desde el jardín de su casa, con mucho techno que se empezaba a tornar oscuroButch le dejó la pista al rojo vivo a Solomun. Así, es un poco más fácil.

 

 

 

 

Durante varios momentos de la velada, vi a mucha gente mirarse a los ojos de manera fija por un largo rato y luego besarse apasionadamente. Escuché algunas promesas de amor de al menos unos 20 años más juntos. Qué admirable, eso sí que es mucho tiempo.

La mesa ya estaba servida y el plato principal no se hizo esperar. Solomun fue el arquitecto de una fiesta muy efusiva, amenizada por la refrescante brisa del río, con las torres de la ex-aduana de fondo, y una pantalla hipnótica que seguía el ritmo del bosnioSolomun inició su impresionante carrera como DJ en el año 1984 y está de gira por América donde ya tocó en Argentina (Córdoba, Rosario y Buenos Aires), y tocará en Brasil, Chile, México para cerrar en Estados Unidos.

Esa experiencia se nota a la hora de tomar el control de las bandejas. Te cuece a fuego lento, te lleva de a poco. Es, sin dudas, un distinto; utiliza sonidos y patrones rítmicos sumamente innovadores. Sus combinaciones son muy frescas y complejas, y eso tiene mucho valor en la escena electrónica internacional. Te posee, te envuelve y luego te lanza de un sopetón al medio de una tremenda fiesta, sin previo aviso.

Cerca de las dos, llegando al horario de cierre, faltaban algunos clásicos y la gente ya debatía sobre las posibilidades de after. Pero el muchacho nacido en Travnik hace 41 años tenía una carta guardada: desde las dos hasta las tres de la mañana se hizo su propio after. Admiro celosamente su energía; parecía que podía seguir tocando por otras cinco horas más, pero yo ya no podía casi levantar las piernas. En esas cinco horas, yo fui al baño cuatro veces, me tomé algunas cervezas, unas cuantas botellitas de agua y elongué. Él no. Nada.

Sobre las tres de la mañana, bailamos, entre el polvo que se levantaba por el zapateo incesante de los bailarines, su himno, Late Night. En todo el recital, no dijo una sola palabra. Por supuesto, no fue necesario, y se llevó una ovación emocionante. Luego, al compás monótono del pisoteo de botellas que teñían el piso, nos retiramos sonriendo y a paso lento, convencidos de haber vivido, junto con otras once mil personas, una noche histórica.

 

 

 

Facebook
WhatsApp
Twitter
Email

Paseo por el zoológico

This post is also available in: English “No es necesaria tanta concentración para darse cuenta de que el murmullo de las ferias es un coro

Read More »

Ahora voy por otros

This post is also available in: EnglishDesde aquel momento, desde aquella brisa y aquella sensación de humedad en el cuerpo, de calor sobre los hombros,

Read More »

Borrar, borrar, borrar

This post is also available in: English La falta de inspiración es uno de los tópicos más inspiradores de la literatura. Millones de personas alrededor

Read More »

This post is also available in: enEnglish