This post is also available in: enEnglish

Cada isla de este gigantesco archipiélago está cargada de sorpresas. Nusa Tenggara Oriental lo tiene todo: dragones de Komodo, tribus de montaña, volcanes, aguas termales y playas de piedras volcánicas. Un rápido recorrido por la Isla de Flores.

La gran mayoría de los viajeros que visita Indonesia entra por el aeropuerto de Denpasar y no sale de la Isla de Bali. Sí, definitivamente Kuta tiene lindas playas y movida nocturnaUbud es una ciudad encantadora, repleta de arrozales, templos hinduistas y plantaciones de café. Pero Indonesia es mucho más que eso, es diversidad en su estado más puro, y no me lo iba a perder.

Luego de recorrer la isla de Lombok, tomé un vuelo hacia Labuan Bajo, en el extremo oeste de Nusa Tenggara Oriental, para recorrer las islas de Rinca y Komodo: la morada de los últimos dinosaurios, los dragones de Komodo. Nadé con manta rayas y tiburones, y emprendí la ruta hacia el oeste.

La segunda parada fue Bajawa, un pueblo súmamente hospitalario: tribus de montaña completamente detenidas en el tiempo, bosques de bambú, serpientes, aguas termales, rituales milenarios y recorridos en moto. A seguir camino…

Breve paso por Ende (playas de piedras azules de por medio) y descanso en Moni, para emprender la subida al Kelimutu. Este volcán no solo se destaca por la belleza de sus vistas: en la cima hay tres cráteres con tres lagos de diferentes colores. Indonesia se supera isla tras isla.

 

Este artículo fue publicado originalmente en Verum.news.

 

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

Las almas no mueren

This post is also available in: English Pintura de El Hombre Grenno. Juliana salió al patio de su casa con la campera puesta y, luego

Read More »

This post is also available in: enEnglish