This post is also available in: enEnglish

Ese olorcito del primer mate de la mañana hace que lo que viene sea más fácil, más ameno. El vapor que sube desde la yerba húmeda penetra nuestras fosas nasales con recuerdos de mates anteriores, mates compartidos con otras personas, en otros lugares. Este mate solo nos trae todos los otros mates, los pasados, pero también los venideros, aquellos que tomaremos con gente que ansiamos conocer en lugares que solo conocemos por fotos.

Todos reconocemos el poder antioxidante y digestivo del mate, pero ya es momento de que reconozcamos su poder para viajar en el tiempo y en el espacio. Los guaraníes tal vez ya lo sabían: ellos sembraban mate sobre la tumba de sus ancestros, para luego poder cultivarlo y conectarse con sus antepasados. Hemos perdido, en parte, esa actitud mística de los guaraníes. Sin embargo, el mate no pierde su esencia por más que nosotros la ignoremos o la menospreciemos.

Mara y su mate viajero

Si pienso en mates y en viajes, en seguida se me viene a la cabeza Mara Migliorini. Esta fueguina aventurera ha recorrido el mundo con una misión: expandir la cultura del mate fuera de Argentina.

Para ello, ha creado una cuenta de Instagram llamada My mate viajero, en la cual comparte sus experiencias con sus seguidores. Estos son los 8 mejores momentos (hasta ahora, porque el viaje sigue) de Mara y su mate por el mundo.

1. EL ORIGEN

My Mate Viajero nace en la Tierra del Fuego, en Ushuaia, Argentina. En el corazón de la montaña, de la mano de Leo Velez y de Cerámicas Olum, se hornea este mate artesanal con arcilla local y arena del Canal de Beagle. Mi mate, y también “my mate” (en inglés), viaja, recorre y explora distintos lugares del mundo; me acompaña y me recuerda, a cada paso, de dónde vengo y quién soy.

2. EL FARO DEL FIN DEL MUNDO

My Mate Viajero es el auténtico mate fueguino o #matedelfindelmundo.

3. OPERA HOUSE Y BLUE MOUNTAINS

El recorrido empieza en Australia, país que tuvimos la suerte de explorar durante aproximadamente dos años. La diversidad de climas, paisajes y culturas es realmente increíble.

4. VIETNAM, INDONESIA Y CAMBOYA

Después de Australia recorrimos un poco del Sudeste Asiático, donde disfrutamos de hermosos paisajes, comida, y culturas.

5. MEDITACIÓN EN TAILANDIA

En el norte de Tailandia participamos de un retiro de meditación vipassana en el Monasterio Wat Pa Tam Wua. Esta experiencia fue, sin dudas, de las más enriquecedoras de todo el viaje.

6. LOS DOCE APÓSTOLES

Actualmente estamos en Melbourne, Australia. Nos enamoramos de esta ciudad apenas llegamos. “Multicultural” es sin dudas la palabra que mejor la describe. Ofrece una gran variedad de comida, música y arte en general, además de increíbles atracciones naturales. Tuvimos la suerte de visitar los Doce Apóstoles que bordean la ruta Great Ocean Road, un hermoso recorrido costero.

7. CURSO DE ENTRENAMIENTO SOBRE EL MATE

En esta ciudad, ofrecimos junto a ·#mymateviajero un “Mate training course” (Curso de entrenamiento sobre el mate) en San Telmo, un restaurant argentino donde se vende mate. Ayudamos al personal a entender un poco mejor qué es este loco ritual de tomar mate. Entre otras cosas, aprendieron sobre su historia, sobre las propiedades de la yerba mate y, principalmente, sobre la importancia cultural que tiene para nosotrxs.

8. LA RUTA CONTINÚA

Muy pronto seguimos viaje hacia Europa, en busca de nuevas aventuras. Pero antes de partir, como en cada destino, agradecemos este PRESENTE maravilloso que se hace posible gracias a lxs amigxs que se suman mate a mate, kilómetro a kilómetro. También agradecemos a la familia, a lxs amigxs de siempre y a lxs materxs del mundo con lxs que compartimos nuestro viaje y esta pasión.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

This post is also available in: enEnglish